2011

Historia de las Cosas

Mena, Alfonso
Primera Edición 2011
Impreso en México por Talleres de Artes Gráficas Panorama
p.p. 127
(Obras de 2006-2011)

Catálogo Electrónico

Introducción  Rogelio Villarreal


Galería Pi, es un nuevo espacio de arte multidisciplinario que comienza con el compromiso de difundir e impulsar el trabajo de artistas plásticos en sus diferentes manifestaciones, aunque se enfoca principalmente en la pintura, un genero que sigue vigente y que ha sabido enunciar nuevas preguntas, reflexiones y argumentos. Galeria Pi representa el trabajo de artistas que experimentan un compromiso en el proceso de creación de su obra y que se reinventan persiguiendo proyectos cada vez más ambiciosos.

Galería Pi esta conformada por un grupo de jóvenes empresarios interesados en el arte. La dirección de la Galería esta a cargo de Jose Luis Martín, heredero de una tradición dentro del arte en México.

Galería Pi, se complace en presentar la exposición individual de Alfonso Mena (Mexico, 1961) “Historia de las Cosas”.

Sólo un grupo escogido de personas en el mundo son capaces de contar la Historia de las cosas. Así lo han hecho, desde los primeros tiempos, filósofos, sabios, viajeros y artistas. Uno de ellos es Alfonso Mena, pintor, pero mucho más que eso. Es un artista con arrestos de investigador y de científico; no solamente interesado en el dominio de los materiales sino en su correcta utilización para mostrar su concepción del mundo. El suyo es un arte reflexivo que es resultado de un proceso de curiosidad, observación y análisis y de la adecuación de distintos géneros y lenguajes para dar cauce a un discurso que no carece de profundidad y complejidad. Los conceptos, para ser mejor comprendidos, requieren de la abstracción. Y la abstracción, paradojas del arte, debe ser concretarse para que otras mentes puedan abismarse en ella.
Ya desde sus tiempos de estudiante Alfonso Mena acusaba en su trabajo destellos de sabiduría. Era un joven que parecía un viejo ensimismado tratando de explicar(se) los misterios del mundo. Sereno y silencioso, poblaba sus lienzos de la misma manera en que el mundo se había cubierto de capas.

Corresponde al espectador hacer las veces de un descubridor y maravillarse ante las sorpresas que depara cada pieza-territorio que Mena ha fundado pacientemente. El fin del arte ha llegado únicamente para quienes han perdido una de las mejores cualidades del ser humano: la de sorprenderse, la de aprender y comprender. Pintar es conocer el mundo; ver pintura es aprender a conocerlo. Pintar, siempre pintar, ha sido el lema afortunado de Alfonso Mena, artista grave y sereno, si los hay.